ENHORABUENA! ERES EL VISITANTE Nº...

Seguidores

Este blog tiene polvo de hadas

martes, 15 de septiembre de 2009

REFLEXIONES DE UNA MAESTRA

Comienza un nuevo curso escolar, nuevas caras, nuevos ambientes, nuevos compañeros pero con la ilusión de siempre: la esperanza de que el nuevo curso nos ofrezca la posibilidad de llevar a cabo nuevos proyectos que ayuden a los pequeños a enfrentarse de un modo más autónomo y seguro.
Pero con los miedos de siempre... miedo a un nuevo curso, a un nuevo plan, a unas nuevas familias que cada día buscan nuevas excusas para desprestigiar la labor que con tanto amor y devoción acometemos diariamente con los pequeños.
Puedo entender sus miedos e inseguridades, al fin y al cabo también soy madre y se por la angustia que se pasa cuando dejas a tu pequeño en manos de otros y te lo devuelven envuelto en lágrimas, piensas que nadie hace las cosas como tú y que siempre tienes la solución para todo, pero no es cierto, las personas que nos dedicamos a esta profesión somos verdaderos profesionales de la educación, sentimos devoción por lo que hacemos y ante todo somos humanos, cometemos errores. ¿Es que a caso no podemos? ¿es que nuestros errores deben pagarse más caros que los de los asesinos y debemos ofrecer siempre la otra mejilla para que nos la abofeteen?

Hoy me desperté con la noticia de que van a equiparar a los maestros con el resto de autoridades sociales, a todos los efectos, agredir a un maestro será un delito, como agredir a un policía, y nuestra credibilidad estará por encima de la de un ciudadano de a pié.

Debería estar contenta, por fin se nos reconoce nuestro puesto en la sociedad, pero me apena saber que hemos tenido que llegar a este punto para que así fuera, y me apena saber que, como en todo, habrá gente que abuse de ese privilegio...

¿A dónde nos lleva esta sociedad sin valores que cada día está más corrompida y llena de odio, mentiras...?

necesito un salvavidas para no ahogarme en este mar inmundo de desesperación, incertidumbre y decepción

3 comentarios:

  1. Cada día va a peor, todo el mundo siente desconfianza los primeros días que dejan a los niños en un espacio nuevo y desconocido para ambos. Pero espero que sólo sea al principio con motivo de los lloros a esta adptación al espacio nuevo y desconocido y luego se pase aconfiaz¡r en nosotras y en nuestra labor par que nos lleve a colaborar entre ambas partes, para que los peques se sientan seguros y contentos de concer a nuevos amigos y ampliar el círculo que les rodea.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá sea así, pero la experiencia me dice que no es así siempre, que nuestra humanidad se ve camuflada por una profesionalidad perfecta que todos buscan en nosotros y que sólo sirve para intertar tapar la propia incompetencia; aunque bueno, no todos somos iguales y hay gente maravillosa que nos hace sentir cada día que lo que hacemos es maravilloso. poco a poco conseguiremos contagiar a todo el mundo de la alegría y la inocencia del mundo infantil.

    ResponderEliminar

cuentos infantiles